BLOG

Telemedicina


“Tele” significa distancia y “Medicina” es la ciencia que estudia las enfermedades que afectan al ser humano, los modos de prevenirlas y las formas de tratamiento para curarlas. Por lo tanto el término telemedicina involucra el estudio y el tratamiento de las enfermedades a distancia. En la actualidad esto es posible debido a que las tecnologías de la información y la comunicación como las computadoras, el internet y los teléfonos celulares han revolucionado la forma en que las personas se comunican entre sí.

 

Hoy en día la telemedicina permite ofrecer una amplia gama de servicios de salud que incluyen el diagnóstico, la consulta, el tratamiento, la educación, la monitorización y la administración de la atención médica, y por lo tanto el uso prudente de la tecnología puede facilitar la interacción con los pacientes y con otros médicos

 

Históricamente los inicios de la Telemedicina se remontan a principios del siglo veinte cuando se logró enviar los datos de un electrocardiógrafo (aparato para visualizar la actividad eléctrica del corazón) a través de cables telefónicos para que fueran analizados por otro médico. En su forma moderna la telemedicina comenzó en la década de los sesentas en gran medida gracias al desarrollo tecnológico de los sectores militares y aeroespaciales. En la actualidad existe una amplia gama de plataformas que permiten la comunicación en tiempo real entre un médico y su paciente cómo son el audio, el vídeo y la mensajería instantánea entre otros. La comunicación también puede ser en tiempo diferido cómo se realiza a través del correo electrónico.

 

Como respuesta mundial a la pandemia de COVID-19 los médicos de todo el mundo hemos volteado a utilizar las herramientas tecnológicas para poder orientar y consultar a nuestros pacientes a distancia, siguiendo el principio de distanciamiento social, que dicho sea de paso es la única estrategia útil en el combate de este nuevo coronavirus.

 

La adopción de esta estrategia no es del todo sencilla y particularmente en México es complicado debido a nuestra cultura y nuestra manera de relacionarnos. Somos muy cálidos, serviciales y apapachadores, situación que parece difícil lograr a través de una pantalla; sin embargo, les puedo comentar que con las experiencias iniciales que hemos tenido, hemos logrado transmitir ese calor y esa cercanía con nuestros pacientes.

 

En otras partes del mundo, la telemedicina es una práctica habitual, inclusive muchos de nuestros pacientes que vienen de Estados Unidos y de Canadá han tenido sus consultas de psicología y nutrición por telemedicina, en donde existe una regulación formal para su utilización y remuneración.

¿De frente a la pandemia de coronavirus, en que casos se recomienda el uso de la telemedicina? En todos los pacientes que no sean de urgencia y que no requieran exploración física o algún procedimiento como el retiro de puntos o el retiro de un catéter, etc.

 

Debemos de aprovechar el rápido avance en las tecnologías de la información, las cuales se han integrado en todos los sectores de la sociedad y lo que parecía algo futurista hace algunas décadas, ahora es lo común en toda la población. Prácticamente todos estamos en la disponibilidad de tener acceso a un teléfono celular con cámara. Las plataformas que se pueden utilizar para realizar TELEMEDICINA son varias y por nombrar algunas mencionamos, GoToMeeting, Skype, Facetime, Zoom, WhatsApp

 

Hay que diferenciar bien las cosas, y una cosa es Telemedicina y otra es una plática informal. A diferencia de una “preguntita” o “plática informal”, la telemedicina involucra atención médica y en países donde esta práctica se encuentra regulada requiere de documentación en el expediente clínico del paciente.

 

La documentación debe incluir

  • Consentimiento informado.
  • Una declaración de el servicio que se está brindando.
  • La localización del paciente y del proveedor del servicio.
  • Los roles de las personas.
  • Documentos que soporten las acciones realizadas.

 

Un ejemplo sería: Esta consulta ha sido cambiada de ser presencial a una consulta por vía FaceTime para disminuir el riesgo de exposición y de contagio debido a la actual pandemia de coronavirus, esto siguiendo los lineamientos de distanciamiento social por parte del gobierno federal…

 

Otra situación a definir en nuestro país y que culturalmente es complicada es el cobro de la “consulta telefónica”. Es muy frecuente que los pacientes y los médicos tengamos un “comun acuerdo” de que los podemos “atender” por teléfono o por mensaje de texto siempre y cuando sea una pequeña pregunta en un paciente conocido. Sin embargo una “consulta” formal requiere de un interrogarorio preciso, dedicarle el tiempo y la atención adecuada y eso es el intercambio de un servicio por remuneración.

 

Por parte del equipo que labora conmigo en Dr. Prieto, hemos estado trabajando desde hace ya algún tiempo con las tecnologías de la información y llevando acabo telemedicina.

 

El proceso que llevamos es el siguiente. El paciente hace su solicitud de consulta en línea, se le informa al paciente sobre el proceso de consulta en línea, y a continuación se envía cuestionario clínico que debe de ser llenado y reenviado por lo menos dos horas antes de la consulta, además se establece la plataforma de contacto (FaceTime, WhatsApp, Zoom) y se informan los métodos de pago en línea. Diezminutos antes de la cita se informa al paciente que esté preparado, se lleva a cabo la consulta en línea que involucra interrogatorio completo, se resuelven todas las dudas, en caso necesario se solicitan exámenes paraclínicos y se finaliza con el envío de documentos generados.

 

Hay que hacer notar que en caso de requerirse exploración física, de manera individualizada se evaluará cada paciente a fin de determinar el riesgo de acudir presencialmente o no al consultorio. Un ejemplo claro de esto son los pacientes que presentan dolor abdominal y que pudieran estar desarrollando una urgencia como una apendicitis o una colecistitis, para ellos tenemos un estricto protocolo de higiene en nuestro consultorio dónde aseguramos la desinfección del área entre cada paciente.

 

La atención médica debe de continuar y debe de realizarse de manera segura. Esta pandemia ha traído muchas cosas malas, pero en tiempos de crisis hay que identificar las oportunidades para mejorar y esta es una de ellas.

 

Espero que esta información sea de utilidad para ustedes y sus familiares. Pueden dejar sus comentarios que con mucho gusto leeremos y contestaremos a la brevedad.

 

Dr. Rodrigo Prieto Aldape

Especialista en Cirugía General / Cirugía Bariátrica

Maestro en Ciencias Médicas
Hecho por  © 2018. Todos los Derechos Reservados / Aviso de Privacidad
Rodrigo Prieto Aldape - Doctoralia.com.mx